Las sociedades públicas navarras potencian la movilidad sostenible

24 / OCT / 2019
Las sociedades públicas navarras potencian la movilidad sostenible
Navarra Arena trabaja junto a Gobierno de Navarra en un proyecto de energía solar.

Las sociedades públicas de Gobierno de Navarra y su sociedad matriz, Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN), han incorporado en sus contratos de licitación cláusulas para fomentar el uso de energías de origen renovable, especialmente para el conjunto de vehículos que se encargan del mantenimiento de las distintas infraestructuras que gestionan.

Este es el caso de los servicios de operación y mantenimiento en estaciones depuradoras, gestionadas por la sociedad pública NILSA. Para esta función se cuenta ya con 11 vehículos híbridos o eléctricos que operan en la zona sur de Navarra debido a las distancias entre depuradoras y las rutas que se realizan. Además, NILSA ha instalado 16 estaciones de carga en el interior de las estaciones depuradoras, las cuales suministrarán energía eléctrica de origen renovable a partir de 2020.

Por su parte, en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela, CAT, la próxima empresa adjudicataria de los servicios de operación y mantenimiento utilizará para sus desplazamientos dentro del polígono un vehículo eléctrico. Además, en el proyecto de nuevas naves aprobado para 2020 se han incluido dos puntos de carga para coches eléctricos.

Asimismo, INTIA -empresa pública con la mayor flota de vehículos propios- acaba de licitar la compra de su primer vehículo eléctrico. Su objetivo que es que sirva como prueba piloto para analizar cómo se adecúa esta tecnología a sus necesidades y rutas, la viabilidad económica de la inversión y, de esta forma, planificar una electrificación progresiva óptima del resto su flota.

En el caso de la sociedad pública TRACASA, se está implantando un plan para favorecer la movilidad eléctrica entre sus trabajadores, con el acondicionamiento, en su parking, de zonas para la carga de vehículos eléctricos ligeros (bicicletas, patinetes y motocicletas) y un punto de carga para coches eléctricos. NASUVINSA, por su parte, cuenta desde 2018 con dos bicicletas eléctricas para el personal en el marco de su programa de movilidad eléctrica. Un programa similar al que está ultimando NASERTIC y que ha arrancado con la adquisición y acondicionamiento de carga para dos bicicletas eléctricas que sirven a sus trabajadores para desplazarse entre las distintas sedes de la sociedad, en Pamplona y Villava.

Proyectos de autoconsumo en INTIA, Navarra Arena y NASERTIC

En fase preliminar se encuentran otros proyectos de autoconsumo eléctrico en los centros de las sociedades públicas de Gobierno de Navarra. Como una estructura de paneles fotovoltaicos a modo de cubierta en el aparcamiento del edificio de Peritos en Villava, sede central de INTIA. Esta instalación incluiría puntos de recarga para los vehículos allí estacionados.

De igual forma se está avanzado en un proyecto en las instalaciones del Navarra Arena, gestionado por la sociedad pública NICDO. El enfoque de su actuación permitirá la generación de energía para autoconsumo que podría llegar al 100% del que requiere la Casa del Deporte y hasta el 60% del consumo habitual del pabellón en días sin eventos. Además, se está valorando la opción de inscribir la instalación dentro de una comunidad energética local con la posibilidad de compartir energía con otros recintos en un perímetro de 500 metros alrededor del edificio.

En el caso de NASERTIC, dado el consumo de energía eléctrica en los centros de telecomunicación, la sociedad pública ha realizado un estudio para la instalación, configuración y puesta en marcha de un sistema de generación fotovoltaica para autoconsumo que permita reducir la dependencia energética de la red eléctrica, y que los excedentes se vertieran en ella, con la correspondiente compensación mensual. Se ha previsto arrancar con un proyecto piloto en los centros de Peralta y Tudela.