El Gobierno de Navarra promueve una instalación fotovoltaica para el autoconsumo colectivo en Navarra Arena

8 / OCT / 2020
El Gobierno de Navarra promueve una instalación fotovoltaica para el autoconsumo colectivo en Navarra Arena
Manu Ayerdi presentó el proyecto en Navarra Arena. IÑAKI ZALDÚA

El Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial impulsará un proyecto piloto pionero para poner en marcha una instalación fotovoltaica encaminada al autoconsumo colectivo. Se ubicará en el pabellón Navarra Arena y abastecerá al vecindario ubicado en un radio de 500 metros. La gestión de la energía se realizará a través una comunidad ciudadana, a la que pueden sumarse personas físicas, autoridades locales y pequeñas empresas.

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, ha presentado hoy esta iniciativa, para la que el Ejecutivo foral ha aportado 180.000 euros. El objetivo es que para principio de 2021 la instalación esté finalizada. Ubicada en el tejado del pabellón Navarra Arena, contará con 422 paneles que suponen una potencia pico instalada de 168,8 kW. Lo que le permitirán producir 210.000 kWh/año. Todo ello servirá para reducir tanto las emisiones de C02 (en 73.500 kg CO2/año) como el gasto energético, hasta el punto de que se prevé que los usuarios ahorren más de 300.000 euros en 20 años, del orden de 20.000 euros el primer año, cifra que irá en aumento ejercicio tras ejercicio.

Paralelamente, se articulará la comunidad ciudadana de energía renovable (CCER), que será la encargada de gestionar la instalación. Se trata de un colectivo de usuarios constituidos jurídicamente, de participación voluntaria y abierta que puede implementar acciones de generación, distribución, suministro y consumo de energía, y de prestación de diferentes servicios energéticos a sus o miembros. Precisamente, el Gobierno foral ha abierto un proceso participativo para que todas aquellas personas interesadas puedan tomar parte en esta iniciativa y beneficiarse de la energía generada. “Creo que este proyecto piloto es una gran oportunidad para todos los vecinos y vecinas de la zona del Navarra Arena”, ha señalado el consejero Ayerdi, quien ha señalado que el objetivo es replicarlo en otros lugares: “Esperemos aprender mucho de esto para poder transferir el modelo y la metodología a otros barrios, a otras ciudades y pueblos de nuestro territorio”.

Los requisitos para formar parte de la CCER pasan por residir o tener un negocio en un radio de 500 metros del pabellón Navarra Arena y contar con suministros de baja tensión, es decir, que la factura eléctrica sea 2.0, 2.1 o 3.0. En ella pueden participar tanto personas físicas como pequeñas empresas, además de autoridades locales.

Dentro del Plan Energético de Navarra

La puesta en marcha de una comunidad ciudadana de energía renovable (CCER) está en línea con el objetivo de potenciar la generación distribuida y el autoconsumo, contemplado en el Plan Energético de Navarra 2030 y se alinea con las directrices en materia de transición ecológica definidas para las políticas públicas en el marco del Plan de Recuperación para Europa de la Comisión Europea. De hecho, tal y como ha destacado Ayerdi, la comunidad ciudadana “tiene un papel primordial en la transición energética” y en la reducción del consumo de energías fósiles.

El Gobierno foral aportará a las personas interesadas el asesoramiento de un equipo técnico especializado para guiarles en el proceso de constitución de la comunidad ciudadana. Como primer paso, abrirá un proceso de participación que durará hasta el 11 de noviembre. En total, se celebrarán seis sesiones, todos los miércoles desde el 7 de octubre hasta el 11 de noviembre, de 18h a 20h en el Navarra Arena.

De cara a finales de año y como resultado de este trabajo participativo, deberá estar lista la definición de la forma jurídica de la comunidad ciudadana. Para ello, será clave el trabajo del grupo motor de la CCER, que durante estas semanas ahondará en las cuestiones técnicas y jurídicas claves para que la comunidad cobre forma. El Ejecutivo colaborará con ese grupo motor para formarle en la toma de decisiones, en el sistema de gobernanza, en la labor de liderazgo y en la cohesión del grupo.

Con esta iniciativa, el Gobierno de Navarra busca apoyar el desarrollo sostenible al tiempo que fomenta la participación social y ciudadana.